Hoy os pongo una receta de un bizcocho de chocolate y calabaza que os va a sorprender por lo jugoso que es y por el toque diferente que aporta la calabaza; aunque puede parecer que no, la calabaza es muy buena acompañante para las tartas y bizcochos.

La calabaza tendremos que hervirla o cocerla al vapor antes que nada hacer un puré. Mejor si lo hacemos con antelación para que esté fría en el momento de hacer el bizcocho.

Yo en este caso tenía ya hecha una ganache de chocolate (200 ml de crema de leche de arroz o de almendras – la venden en tiendas de productos bio- y 170 de chocolate de cobertura de calidad). La tenia en la nevera desde el dia anterior asi que la tenía lista para montar con las varillas y usarla para decorar.

Lo hice con mi molde de aluminio de 20 cm.

Ingredientes

90 gr de mantequilla ecológica
2 huevos M
200 gr de azúcar integral de caña o panela.
90 gr de harina de espelta
35 gramos de cacao en polvo puro
1 cucharadita de levadura y media de bicarbonato
60 ml de leche de coco
200 gr de puré de calabaza

Precalentamos el horno a 170º. Mejor si ponemos un bol con agua hirviendo en el fondo; esto ayudará a que se reparta el calor más uniforme. Como de costumbre yo use las cintas de horneado; os las aconsejo aunque no sean imprescindibles..

Como decía, tenemos que tener el puré de calabaza preparado.

Batiremos la mantequilla con el azúcar hasta que se integre bien y quede cremosa; añadiremos los huevos uno a uno hasta que se integren bien, batiendo a velocidad media – alta.

Tamizamos la harina con la levadura, bicarbonato y cacao, y empezamos a añadirla a la mezcla anterior. Lo haremos alternando con la leche.

Al final añadimos el puré y mezclamos . Y es todo!!! Son unos 40 minutos de horno.

Crumble de avena y almendra

Mientras el bizcocho está en el horno podemos preparar el crumble para decorar. Se trata de mezclar 50 gr de copos de avena, 50 de almendra picada o fileteada y 50 gr de mantequilla o aceite de coco, que a mi me encanta.

Lo podemos tostar al horno una vez hayamos sacado el bizcocho o en una sartén removiendo continuamente. Sólo hasta que veáis que coge un tono doradito, sin pasarnos porque si no podría amargarnos el pastel!!!!

Para acabar decoré con la ganache de chocolate.

Disfrutarlo que está buenísimo y os va a durar poco!!!!

Pin It on Pinterest

Share This